Heavier than Heaven

21:27



Echada en la cama, sintiendo el calor del verano chillanejo, miraba las paredes y me concentraba en la imagen gigante del bebe en el agua. No entendía el concepto pero me llamaba profundamente la atención. Esa imagen en la pieza de mi tío me cautivaba, me hipnotizaba, al igual que el cuadro en blanco y negro donde se apreciaba la rudeza y juventud del grupo Nirvana.

Ese es mi primer recuerdo con la que es mi banda favorita de la vida. Tenía unos 8 años y en ese tiempo escuchaba la voz desgarradora de Kurt gracias a la música que retumbaba de la pieza de mis tíos. Ya en esos años sentía que la música fuerte y pesada me tranquilizaba más que otras melodías. Me conectaba.

Pasado el tiempo Nirvana siguió siendo parte de la banda sonora de mi vida, pero ya cerca de la enseñanza media es cuando mi fijación por Kurt Cobain comienza a crecer y me empiezo a abanderar con la banda. Llegaron los celulares polifónicos y puse de ringtone “Heart-Shaped box. Ese fue el punto de no retorno.

Video  Heart- Shaped Box 
La vida me ayudó y tuve un compañero que tocaba batería y era fanático de Nirvana. Entendí que no era la única rara. Digamos que para mi generación no era “normal” ser fanática del grunge y el rock, era más bien impopular ante los sonidos pegajosos de Axe bahía.

Avanzaron los años y mi vida se unió a otro fanático de Nirvana. Un enamorado de Kurt Cobain. Gracias a él consumí videos, discos, fotografías, todo lo posible relacionado con la banda y contagié también a mi hermano. Kurt se volvió una especie de gurú.

El amor por la banda y Cobain me ha hecho consumir distintos libros. ¿Mi favorito? Heavier than Heaven de Charles R. Cross. Digamos que un imperdible de la literatura mundial sobre Kurt Cobain.

No les contaré detalles pero si quiero dejarles claro que el libro es increíble y que deben leerlo.

Soy alguien que cree que nadie es bueno o malo, más bien somos ambas cosas y por eso el joven de Aberdeen siempre me agradó. Lo veía como un humano capaz de transparentar sus demonios (algo que a todos  nos cuesta). De la misma forma el libro de Charles creo que da en el gusto al contar la historia de Kurt de la manera más sincera posible. Sin intención alguna de dejarlo como un gran tipo,  más bien muestra un hombre lleno de defectos, desequilibrado, pero profundamente reflexivo. Un genio en su locura.


Los invito a buscarlo, a leer, a reflexionar y a maravillarse con la humanidad que vive la música desde las entrañas.

<<Esta es la biografía definitiva de Kurt Cobain; seria, intrigante y reveladora, es sin duda un material que entusiasmará a los fans>> Rolling Stone.

También podría gustarte

2 comentarios

  1. No cabe duda que Kurt siempre quiso ser humano, no comprarse el rollo de la estrella, saberse siendo negro y blanco a la vez... En nuestra sociedad exitista es fácil olvidarlo.
    Buscaré la biografía. Gracias por tu sugerencia ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gran punto el que tocas. Es verdad, a veces miramos tanto el éxito mientras otros solo quieren ser por un momento, humano. Ojalá puedas leerla :D

      Eliminar

Lo más visto

Instagram

Subscribe