Lima: gastronomía e historia

16:58

Hace algunos años conocí Lima sin ninguna expectativa. Lo que me llevaba a esa tierra era participar de distintos cursos y charlas en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, así que todo lo que conocí me sorprendió, me encantó y me cautivó. Tanto como para conservar el deseo de volver.



En 2017 pude regresar a Lima y creo que la disfruté de otra manera, aproveché cada segundo y en poco tiempo visité lugares ya conocidos pero ahora con más tranquilidad y dispuesta estrujar la ciudad tanto como se pudiera.

Algo que me encanta de esta ciudad es que mezcla constantemente la historia con las luces de las nuevas construcciones. En Lima puedes pasar de un espectacular edificio a ruinas milenarias de los 200 d.C. Su gente es encantadora y respetuosa (siempre que no vayan manejando jaja es que el tráfico es terrible, eso si que es pésimo), sus calles pueden estar llenas de murales coloridos o de construcciones modernas que se mezclan con la brisa marina.


Una de las cosas que más me hizo reflexionar es la diferencia cultural. Al salir desde el aeropuerto uno ya comienza a ver pinturas, esculturas, construcciones y distintos motivos religiosos. Si tomas el taxi no será extraño que escuches alguna frase alusiva a la religión o publicidad de tono machista. Perú en algunos minutos te puede hacer sentir que estás en el mundo de hace diez años atrás. Pero no se engañen, ellos también avanzan con miras a un mundo más integral.

Para mi en Lima queda claro de quién es el pisco sour... ¡es peruano! Es que lo tienen que probar. Cosa más buena, se me hace agua a la boca.


Ya me dio mucha sed. Mejor les dejo mis imperdibles...

Circuito mágico del agua del parque de la reserva

Cuando conocí este lugar quedé maravillada. Lo primero que pensé fue que en Chile nos falta tanto para aprovechar nuestras construcciones o plazas desde la iluminación. ¡Tanto!


Es un parque hermoso que fue creado en 2007 por el municipio de Lima, muy grande y que tiene distintas fuentes de agua con una iluminación pensada para cada pileta. Además posee tecnología que permite sincronizar sonidos, iluminación y agua para crear shows espectaculares.

Dentro del parque también hay pequeños puestos de comida que te permiten disfrutar por largo tiempo de cada una de las atracciones. Si viajas con niños este lugar será uno de sus favoritos, más si les toca un día de calor ya que será inevitable que se metan al agua.

Toda la información que necesitas la puedes encontrar en el sitio oficial. Aquí 😉

Plaza Mayor

La plaza mayor o plaza de armas de Lima la amo. Tiene algo cultural que me encanta!! La rodean  espectaculares construcciones como la Catedral, el Palacio de Gobierno, el Arzobispado de Lima y el Palacio Municipal. Está ubicada en el centro histórico y es sin duda uno de los puntos más turísticos y donde se visualiza parte de la vida cotidiana del pueblo peruano.


En 2017 el municipio estableció que el día domingo se cerraran las calles aledañas a la plaza para que todo el mundo pudiese disfrutar libremente de ese perímetro, además de instalar puestos de artesanía o shows culturales. ¡Una gran idea! Es un escenario maravilloso ver a tantas familias caminando y disfrutando de su ciudad, aprovechando el sol de media tarde y poniendo atención a los atractivos propios de un lugar tan cotidiano como trascendental para la cultura nacional.

Por ahí yo comí en un restaurant de comida peruana y tomé chicha morada. ¡Todo muy rico! Lamentablemente no recuerdo el nombre del lugar (perdón).

Basílica de San Francisco 

Católico o no creo que la basílica es un lugar al que hay que ir. Me es difícil explicar qué es exactamente lo que atrae, pero su arquitectura hipnotiza desde afuera. Quizás es ese color amarillo atrayente, o simplemente es el estilo barroco que te hace sentir en otra época.


Es una construcción muy grande y que además incorpora un convento, un templo y dos iglesias separadas llamadas "La Soledad" y "El milagro". Otro de sus principales atractivos es el cementerio subterráneo y la biblioteca.

La construcción fue declarada sitio protegido por la UNESCO en 1991. Está ubicada en Jirón Lampa, cercado de Lima 15001 (a unas cuadras de la plaza mayor).

Huaca Pucllana

Más arriba les dije que Lima mezcla la modernidad con la historia sin necesidad de ir a pueblos más alejados. Huaca Pucllana es el mejor ejemplo.


Este museo fue inaugurado en 1984 y es un espacio dado casi de manera natural, ya que conserva y reúne piezas arqueológicas, muchas de ellas encontradas en el mismo lugar y que datan de la cultura Lima (200 a 700 d. C).


Se ha posicionado como uno de los principales atractivos turísticos y es el sitio arqueológico de Lima más investigado. Está construido casi en su totalidad con rellenos de cantos rodados, adobes y arena. Posee una pirámide de 25 metros de altura que se impone en medios de edificios y construcciones urbanas propias de una capital.

Larcomar

¡Es muy lindo! Este si que es mi dato moderno jaja Larcomar es un exclusivo centro comercial ubicado al final de la avenida Larco en Miraflores, es decir en la costa de la ciudad capital. Personalmente recomiendo caminar desde el Malecón para disfrutar del paisaje, la brisa marina, y visitar el parque del Amor.


Larcomar posee 115 locales comerciales, entre ellos unos maravillosos restaurantes con unos pisco sour mmm sabrosos. Lo más atractivo de este lugar no es que puedas comprar, es cómo una arquitectura bien pensada te ofrece disfrutar de gastronomía y comercio aprovechando la naturaleza.

El municipio ha sabido aprovechar el éxito de Larcomar y en distintos momentos se establecen ferias gastronómicas, artesanías o espectáculos culturales.

Este lugar tienes una vista única al mar y a hermosas construcciones de lujo. ¡El atardecer aquí es increíble!

Barranco 

¿Carrete? Aquí lo tienes. Barranco es un distrito pequeño de Lima y es conocido por ser el sector bohemio de la ciudad gracias s ser el lugar de residencia de muchos artistas. Es precisamente eso lo que más notas al pisar este sector ya que las construcciones y calles son algo así como un gigante museo.


Maravillosos murales, historias y colores, arquitectura única que es acompañada de artistas danzando, cantando o de estudiantes grabando películas en esos grandes muros que retratan parte de la cultura limeña.

Si tienen suerte también podrán disfrutar de bandas en la plaza o de exquisita comida que ofrecen por ahí (lo siento, yo amo comprar la comida de la calle jeje).

Bueno, esos son mis datos! De manera personal creo que me falta ir al MATE y comer mucho más, además de beber más y más pisco sour. 

¿Ustedes han ido? Si tienen más datos me los pueden dejar en los comentarios 😀

También podría gustarte

0 comentarios

Lo más visto

Instagram

Subscribe