Christopher Robin: la magia de la niñez

20:26

El 2 de agosto se estrenó en Chile "Christopher Robin: Un encuentro inolvidable", el film que trae a la pantalla gigante el entrañable Winnie The Pooh de los cuentos de A.A. Milne.


Piensen unos segundos en su infancia, en aquellos momentos que recuerdan con más alegría, quizás en ese juguete que no soltaban por nada del mundo... es este el primer efecto que causa la película Christopher Robin. Es sin duda una pieza nostálgica que a ratos sin darte cuenta te tiene con la sonrisa de oreja a oreja. No por humor, sino por ese sentimiento que te va envolviendo el corazón.

Para aquellos que en nuestro crecimiento contamos con la presencia de Winnie The Pooh esta película los va a emocionar. Se hace maravilloso ver la dulzura de Pooh desde la mente o vida adulta que hoy llevamos. Es una aventura ver a Tigger o Ígor cobrar vida en estos "peluches" que se relacionan con el mundo humano. 


La película creo que es bastante profunda, a ratos me preguntaba si los niños entenderían. De manera personal me fue inevitable pensar en todo aquello que perdemos al crecer, en la inocencia o esa alegría tan natural del ser niños, o esas otras cosas que aparecen, como la gravedad ante tantos temas, el desanimo, las frustraciones o la ansiedad innecesaria. ¡Que maravilloso sería si no perdiéramos tanto de lo que éramos de niños! 

También pienso que el film hace un llamado de atención a nuestra vida adulta que pierde el rumbo en las "necesidades" y no en lo trascendental, aquello que no podemos comprar con dinero. Estaba que me paraba de la butaca y decía... adiós, chao jefe, me voy de vacaciones. También me hizo pensar en los errores que he cometido en la vida por ser impulsiva, pero me hizo mirar esos errores con buenos ojos.

Sentí muchas emociones. ¡Muchísimas! Es que es una de esas películas que te hacen vibrar porque te recuerda a tu familia, tus hermanos, amigos, juguetes. No es una película que te genera solo entretención, es de esas que te hace salir de la sala preguntándote la vida entera.


Técnicamente creo que sus dos aspectos a favor son el guión y la fotografía. Uff la fotografía es maravillosa desde un inicio. Se hace un trabajo muy delicado entre lo que va viviendo cada personaje y los detalles alrededor. A ratos hasta casi sentía el olor del campo... el trabajo con la paleta de colores y la luz te hacen sentir que cada plano es una fotografía de esas que quisiéramos tener impresas.

La dirección de Marc Forster otorga un grado de libertad al espectador, entre el guión, la música y los silencios. La película te espera, no se apresura... es tan tranquila como la voz de Pooh. Creo que todo este conjunto de aspectos concluyen con una nueva actuación emocionante y vibrante de Ewan McGregor.



No les cuento detalles de personajes o escenas porque quiero que la vean. ¡No se arrepentirán! Disney la hizo otra vez. Les dejo el trailer. Si ya la vieron me pueden contar en los comentarios qué tal les pareció. 


También podría gustarte

0 comentarios

Lo más visto

Instagram

Subscribe