La estremecedora habitación

19:45

Siempre he pensado que la música, el arte, los libros y el cine, más allá de la técnica, son elementos que toman fuerza por lo que nos provocan. Si no provocaran nada, no tendrían sentido por más que cumplieran con los parámetros de calidad.


Por eso cada vez que veo una película, además de disfrutar de la fotografía o de la banda sonora, la califico desde el corazón. ¿Qué siento? ¿Qué pienso después de verla? Hay largometrajes que me dejan muchas más interrogantes, o otros que te golpean el corazón y lo dan vuelta de mil maneras. Eso es lo que me pasó con Room

Quise ver esta película desde el día en que se estrenó en 2015, pero por diversos motivos no pude. Hasta hace unos días. 

La película en un principio transcurre con tanto misterio que se hace difícil entender el por qué de la habitación, y es así como te atrapa el corazón. Comienza el miedo, la angustia, la rabia, el amor, la ansiedad, el nerviosismo... tantos sentimientos que te envuelven y te hacen sentir una profunda empatía por ambos protagonistas. Después de minutos lo que reina es el dolor.

Mientras avanzaba el drama protagonizado por Brie Larson y Jacob Tremblay, me aumentaba el ritmo cardiaco, se me llenaban los ojos de lágrimas y ahí apareció el recuerdo de mi madre y hermano. ¿Es el amor de madre el más grande? No lo sé. Pero la película me hizo pensar en que el amor de madre ni siquiera tiene una calificación, así mismo como me hace pensar cada día el amor entre mi mamá y hermano que falleció.


Una compenetración que va más allá del lazo sanguíneo, más allá de que lo trajo al mundo. Es como si mi hermano nunca hubiese salido de la guata de mi mamá, es como si nunca se hubiese cortado el cordón umbilical. Un amor tan profundo que aún después de la muerte los tiene tremendamente unidos (a mí también). Un amor tan grande como el que se ve en Room, donde más allá de toda adversidad el amor que ellos comparten derriba todo. Disipa todo. Son una fuerza.

Room es una película que nos hace parar, nos hace preguntarnos cosas, nos hace recordar, extrañar, amar. Es un trabajo audiovisual que no deja a nadie indiferente. Tiene un guión de lujo, con dos actores que hacen creer cada lágrima, y en especial una película que no les hará olvidar jamás a Tremblay. 

Es una película con excelente crítica, con muchísimas nominaciones y premios, entre ellos el Oscar a mejor actriz para Brie Larson. Hoy está disponible en Netflix y se las recomiendo totalmente. Véanla con quienes aman, tengan agua cerca y pañuelos.


También podría gustarte

0 comentarios

Lo más visto

Instagram

Subscribe