Dry Martina: la madurez de su director

19:52

Dry Martina es una película chilena dirigida por José Sandoval  (más conocido como Ché) y que aún está en cartelera. Ya la pude ver y creo necesario comentar algunos aspectos de este film.


La verdad tenía sentimientos encontrados para ir a ver Dry Martina. La esquivé. Principalmente porque sabía que su director es Ché Sandoval y su filmografía, en especial Te creí la más linda (pero erís la más puta), no me gustaba. Siempre vi como un exceso la cantidad de garabatos y sexo presente. Esto hasta ayer que me reconcilié con el director tras ver Dry Martina.

Es una película sin duda muy entretenida, es de esas piezas audiovisuales que te sacan sonrisas sin darte cuenta. De hecho, en la sala que estuve todos los asistentes se la gozaron de lo lindo. 

Dry Martina se estrenó el 15 de noviembre y relata la historia de Martina (Antonella Costa) una cantante argentina famosa, pero que tras una ruptura pierde el poder de disfrutar del sexo. En paralelo llega una fan a decirle que es su hermana chilena (Geraldine Neary) y que la acompañe a Chile para conocer al que sería su verdadero padre (Patricio Contreras).

La llegada de esa supuesta hermana revoluciona toda su vida y es ahí donde comienzan a pasar distintas situaciones, aventuras, deseos y locuras.

El elenco se encarga de mostrar con gracia una historia con altos y bajos pero no de otro planeta, es más bien cotidiana pero logra enganchar gracias al talento y carisma de los actores que dan vida al relato. Tengo mis favoritos. Personalmente pienso que si la película no hubiese contado con el personaje y la actuación de Neary, se vuelve una fomedad y sin bastante sustento. Su personaje es muy entretenido, espontáneo, chileno  y con una locura muy exquisita propia de la juventud.

Otro que me sacó carcajadas y al mismo tiempo genera empatía es el rol de Patricio Contreras. El elenco lo logra, se complementan, entran en los personajes y dan fuerza a un argumento tibio pero entretenido.

Quienes vieron otras películas de Sandoval creo que podrían coincidir conmigo al decir que Dry Martina es una prueba de crecimiento en el cine para Sandoval. Se nota su madurez. En esta película sentí que las ganas de sorprender al mundo se fueron y más bien permite que la historia fluya de una manera muy entretenida.

Además la película es de muy buena calidad desde lo técnico. Se ve como película profesional, con planos acordes, profundidades de campo precisas y un montaje que permite seguir la historia sin aburrirte.

Personalmente seguiré creyendo que tanto garabato, sexo, pene, poto y pechugas no son necesarios. Más bien siento que muchas veces distancian al cine chileno de la posibilidad de conquistar a la audiencia, pero por primera vez creo que Ché logró acercarse al equilibrio entre sexo y relato. Falta, pero se avanza.

¿Quieren pasarlo y conocer sobre las nuevas apuestas del cine chileno? Vayan a ver Dry Martina y ármense su propia opinión.


También podría gustarte

0 comentarios

Lo más visto

Instagram

Subscribe